It follows (2014)

It follows (2014)

It follows

Año: 2014

Envidio a los que tomaron la sabia decisión de ir a verla al cine cuando se estrenó. Hacía mucho tiempo que no encontraba una película que realmente me hiciera sentir miedo de una forma tan pura y sencilla. Nada de efectos sonoros para provocar sustos, de planos cortos claustrofóbicos y de ataques que aparecen de repente.

El primer plano secuencia te engancha, y no recuerdo que hubiera ningún efecto en absoluto. Hasta la iluminación parece totalmente natural. Tiene todo un aire tan real que cala muchísimo. En la escena inicial, una chica entra y sale de su casa, parece muy alterada y asustada, mira constantemente a su alrededor, le dice a su padre que no pasa nada, pero decide alejarse con prisas. No sabemos por qué, pero huye. Todo en un mismo plano secuencia. A la mañana siguiente, aparece muerta.

Después de este impactante prólogo, Jay, una joven de 18 años, se prepara para salir con su novio en una Detroit ochentera, humilde y decadente, casi vacía, donde apenas se ven más seres humanos que los jóvenes de la película. Es la noche, lo ha decidido, y decide acostarse con él. Y eso es lo que pasa, en el coche. Parece todo perfecto. Pero entonces él le cuenta una historia de locos: algo lo está persiguiendo y se ha acostado con ella para pasárselo. Ahora eso irá a por ella para matarla. Debe acostarse con otra persona. Debe pasárselo a alguien. Si eso la mata, volverá a por él. Debe acostarse con otra persona. Debe pasarlo.

El sexo. No sabía nada de esta delicia de película, así que cuando leí la sinopsis no me hice muchas ilusiones. ¿Una maldición que se transmite a través del sexo? ¿Protagonistas jóvenes? Malo, parece el anuncio de una chorrada con desnudos gratuitos y mucha sangre. Pero no es eso en absoluto. Es todo lo contrario. Es mucho más que bueno. Es una película genial.

Me encanta su ritmo pausado, su realismo, su fotografía cruda y sórdida, los espacios abandonados, el look ochentero y, sobre todo, sus planos abiertos. Mucha amplitud de campo para poder ver lo que hay atrás, al fondo. Cualquiera de las personas que se ven borrosas, difuminadas, puede ser eso. Porque toma cualquier apariencia, cualquier forma, y no se detiene.

Tampoco se echa de menos que nos expliquen el por qué de lo que está pasando. Es curioso, pero disfrutas tanto que, en el fondo, te da igual. El supuesto novio, el que le acaba de transmitir la maldición, nos da la poca información con la que contaremos. Ese algo avanza despacio, no tiene prisa, puedes correr y alejarte, pero no parará hasta cazarte. Estate alerta, no te quedes encerrada en espacios con una sola salida y, sobre todo, pásaselo a otro.

Muy recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: