Eli (2019)

Eli (2019)

Eli

Año: 2019

Una nueva producción de Netflix que no ha pasado por la gran pantalla. No sé si hubiera funcionado o no en cines, pero creo que sí vale la pena dedicarle una sesión en casa durante una noche lluviosa. La historia gira entorno a un niño con una de esas enfermedades de “chico burbuja”: solo puede vivir en entornos totalmente asépticos, sin contacto con el aire que todos respiramos, por lo que vive, literalmente, dentro de una burbuja de plástico y se desplaza de un sitio a otro embutido en un traje que lo mantiene a salvo de cualquier contacto con el aire exterior. Para curarle, sus padres deciden gastarse todos sus ahorros en un tratamiento personalizado que una doctora lleva a cabo en una mansión completamente adaptada a sus necesidades, con purificadores de aire que le permiten moverse sin traje. Una entorno cerrado, con personajes misteriosos y una presencia desconocida que se va manifestando poco a poco. Un planteamiento al más puro estilo de casa encantada.

En cuanto llegan a la clínica/mansión, Eli, el niño, pronto empezará a ver cosas extrañas, objetos que se mueven, presencias que parecen acosarle, zonas de la casa vedadas que esconden misterios y una niña del exterior con la que va averiguando cosas poco a poco. El tratamiento cada vez es más duro, Eli pide que paren, que le dejen irse, los padres están divididos, la madre quiere que su hijo deje de sufrir, el padre se empeña en que deben aguantar, que ese tratamiento es su última esperanza, y la doctora les dice a todos que todo va según lo previsto, que es lo normal, que todo irá bien, que deben aguantar.

La ambientación es opresiva y hay secundarios (el personal de la clínica) que parecen llevados un poco al extremo, como queriendo acentuar ese punto de atmósfera obscura. Nada que no debamos esperar de una película concebida para ponernos en tensión. Todo muy clásico y poco novedoso, pero con gancho. Los sobresaltos y las escenas “piel de gallina” están bien distribuidos y funcionan. En general, es una película de género que no defrauda, bien montada y estructurada, con sus sustos y su punto de suspense y de misterio hasta el desenlace. Y aquí es donde hay disparidad de opiniones. A mí me encanta el giro que da la historia. La forma como se resuelve en el guión puede que no sea la que podría haber encajado mejor dado el nuevo escenario que se plantea cuando todo sale a la luz, pero, desde luego, el giro es bueno. Al acabar la película y a medida que vas recordándola, piensas que quizás deberías volver a verla. Teniendo en cuanta como acaba, te empiezan a surgir dudas sobre si hay incoherencias durante la película. Pero yo soy un gran adorador de la suspensión de la incredulidad. He disfrutado, y ya está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: